Espectaculos La pasó mal en vivo

Video: en pleno móvil, Robertito Funes Ugarte fue atacado por una jauría

Mientras hacía un móvil para el noticiero de Telefe, el periodista sufrió la embestida de un grupo de perros en un refugio.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
15/03/2019 -

"Mas de 100 perros a la deriva", decía el graph de El noticiero de la gente que emite Telefe, mostrando a Robertito Funes Ugarte en un descampado de Berazategui rodeado de decenas de perros que amenazaban con atacarlo.

Sin embargo, hasta ese momento, todo iba bien. Pero de pronto la situación empeoró. Es que, el periodista quería encontrar a Camila, la mujer que cuida a los animales y busca un predio para vivir con ellos, pero terminó siendo atacado por la jauría.

"No, no, no...", gritaba asustado el notero antes de descender del auto en el que se trasladaba y mientras desde el piso, el conductor del ciclo, Germán Paoloski, exclamaba irónico: "Veo que tenés feeling con los animalitos".

Finalmente, Robertito bajó del vehículo y lo inevitable sucedió: la jauría se le fue encima, algunos perros le tiraron tarascones en sus tobillos y él lo único que atinó a hacer además de gritar "tranquilos, tranquilos, no pasa nada, despacio y no, no, no" fue pegar un salto magistral y salvaguardar su vida sentado arriba del baúl del auto en el que iba la dueña de las mascotas.

Pero la mujer no escuchó sus pedidos de auxilio ni el ruido del baúl y siguió con el vehículo en marcha durante un buen rato. En tanto, Paoloski decía desde el piso del noticiero: "Decí que sos ágil, Roberto. Qué bien que está este hombre, físicamente impecable".

"Disculpen la desprolijidad, pensé que los perros iban a estar más calmados", explicaba el periodista aún sentado arriba del auto en el que viajaba Camila, quien nunca bajó ni dio la cara en el móvil.

Finalmente, el periodista bajó del auto y volvió a ser atacado por los animales por lo que la transmisión desde Berazategui se cortó abruptamente.

La accidentada cobertura terminó con Funes Ugarte hablando ante las cámaras con algunos perros aún a su alrededor que, de un momento para el otro, comenzaron a ladrar una vez más entonces Paoloski le pidió ya enojado a su notero: "¡Subite al auto Roberto así te alejás un poco de la jauría!".


Últimas noticias